Por primera vez se habla de naufragios en el Congreso Nacional

La idea de los familiares del Repunte, esa de transformar su dolor en una lucha para que no haya ningún hundimiento más que se cobre la vida de trabajadores, alcanzó otro objetivo al que nunca nadie había llegado.

Por primera vez el Congreso de la Nación fue el ámbito donde se trató el tema de un naufragio. El viernes se llevó a cabo una Audiencia Pública por iniciativa del Bloque de izquierda FIT-PO, del que participaron los familiares de las víctimas del pesquero de Ostramar que naufragó el pasado 17 de junio.

La audiencia fue coordinada por Pablo López (diputado salteño del FIT) y contó con la participación de la diputada marplatense Fernanda Raverta, además de Araceli Ferreyra, Horacio Alonso, Néstor Pitrola (MC) y el dirigente del Partido Obrero Jorge Altamira. También estuvo presente Marcos Gutiérrez, concejal del Partido de General Pueyrredon y quien fue uno de los que gestionó ayuda para que las familias pudieran viajar desde Mar del Plata al Congreso.

Los familiares denunciaron el hundimiento del buque a 80 millas de la costa de Rawson, por el cual fallecieron tres tripulantes y hay siete desaparecidos. “Este hundimiento es consecuencia de la extrema precariedad laboral de los trabajadores pesqueros y también la precariedad de las embarcaciones como consecuencia de que los organismos del Estado que deben controlar la situación, son los defensores de los intereses los empresarios de la industria pesquera”, dijo López.

El diputado remarcó que “lo mismo vale para la Prefectura Naval, denunciada por los familiares por el pésimo papel que ha cumplido en las tareas de rescate de los tripulantes. Nuestro bloque, que ya presentó dos pedidos de informes por este tema, llevará esta denuncia a la sesión con el jefe de Gabinete Marcos Peña”.

Romina Sánchez, hermana del capitán del Repunte, fue la encargada de resumir la historia de dolor que atravesó a las familias a partir del naufragio. “Para ellos (por los tripulantes) comenzó el silencio y para nosotros la lucha”, dijo Romina al tiempo que confesó que con el hundimiento “se hundieron también risas, sueños, esperanzas, familias y un sistema que no da para más”.

Sánchez calificó al naufragio del Repunte como un “crimen social” donde los responsables son todos y no es nadie. “No se pueden naturalizar las tragedias. En 17 años llevamos 42 naufragios y 86 víctimas. Se tiene que formar la Comisión de Investigación Independiente, el protocolo de rescate y el de asistencia”, solicitó la hermana del capitán.

Obtenido de revistapuerto.com.ar

Ver nota original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *