Iberconsa avanza en el reemplazo del Urabain

El 7 de septiembre pasado se produjo un voraz incendio en el buque merlucero Urabain de la empresa Iberconsa de Argentina, en circunstancias en que se encontraba amarrado en el muelle Storni de Puerto Madryn, no habiéndose ventilado aún los peritajes respecto de las causas que originaron el siniestro.

Superado aquel difícil momento, tras controlarse la situación, la empresa procedió al vaciado de líquidos. Ya se le retiraron los 350.000 litros de combustible que tenía el buque en sus tanques. Tiene, por razones obvias de conservarlo en flotabilidad, los niveles de sentina que le permiten mantener su adrizamiento.

En este contexto, la empresa está en plenas tratativas para la adquisición de un nuevo barco pesquero congelador arrastrero de similares características al Urabain, aunque más moderno, teniendo en cuenta que el siniestrado había sido construido en 1976; tiene 79 metros de eslora y 12 metros de manga.

Según trascendió extraoficialmente, Iberconsa de Argentina SA ya tomó la decisión, definió el buque que les interesa, y están en proceso de firmar los contratos de venta y transferencia.

El buque que reemplazará al Urabain está en la Argentina y la transferencia y puesta en operatividad sería para fin de año o comienzos de 2018, con la misma tripulación que tenía el barco incendiado.

En cuanto al casco del Urabain ahora se está definiendo entre la compañía de seguros y la Prefectura Naval, cuál de las alternativas se adopta para el destino final del buque. Las opciones concretas son dos: por un lado, hundimiento para buceo o el desguace en la playa.

Se descartó el traslado de la embarcación a un astillero de Mar del Plata para su desguace porque la fatiga del material del casco, por haber sido sometido a temperaturas incandescentes, no hace recomendable que el buque entre en navegación, ni siquiera en calidad de remolque.

Los costos son similares para las dos opciones restantes, pero desguazarlo en la costa de Puerto Madryn llevaría varios meses más, y genera todos los contratiempos de circunscribir una zona de la playa para el movimiento de equipos de corte, retiro y traslado de materiales.
El Gobierno de Chubut a través del Ministerio de Ambiente también recomienda que la solución más expeditiva y con menor nivel de contingencia sería el hundimiento del casco para que se transforme en un nuevo parque submarino, más aún, ahora que por ley Puerto Madryn fue declarada la Capital Nacional del Buceo.

Para su hundimiento se deben retirar una serie de materiales plásticos o que puedan resultar contaminantes, y recortar determinados hierros que resultaran de peligrosidad para el buceo en el lecho marino. Una vez que se defina el destino, en dos meses estaría listo para hundir, mientras que si se opta por su desguace llevaría el doble de tiempo.

La idea con la que trabaja la empresa y los entes estatales es que en la próxima temporada de pesca el Sitio 4 del muelle Almirante Storni ya pueda ser liberado para la operatoria portuaria.

Obtenido de revistapuerto.com.ar

Ver nota original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *