“Con este esquema, en marzo nos quedamos sin cupo”

Genera malestar entre los armadores costeros el nuevo esquema implementado para el manejo de raya en la Zona Común de Pesca; entienden que tendrá un efecto negativo no sólo comercial, sino también biológico.

Desde la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera consideran que la Resolución 18/17 de la Comisión Técnica Mixta (CTMFM), por la cual en 2018 se dividirá la captura permisible de raya por semestre, tendrá un impacto contrario al buscado.

“Como están planteadas las cosas, en marzo nos quedaremos sin cupoAl igual que en otras pesquerías, la frazada es corta; pero la nuestra además está llena de parches”, graficó el gerente de la entidad, Sebastián Agliano, en contacto con Pescare.com.ar.

Restricción operativa

En el sector advierten que hacia el inicio del otoño, la flota que quede operando en la costa bonaerense verá seriamente restringida su trabajo sobre todo el variado costero ante la imposibilidad de seleccionar capturas en el arrastre de fondo. Algo similar ya ocurrió en el cierre de este año.

Al mismo tiempo, proyectan que la asignación de un cupo semestral podría incentivar la captura temprana del recurso, contrariando el objetivo de evitar la pesca dirigida.

Esto también se traduciría en un exceso de oferta con baja de precios en el mercado. Paralelamente, se incrementarían los niveles de materia prima para procesar en tierra por encima de la capacidad instalada en las plantas.

Hubiésemos preferido que instalen una zona de veda. No se entiende la resolución. Si pretendían cuidar el recurso, así no lo van a lograr”, anticipó Agliano, quien espera una reacción por parte del nuevo subsecretario de Pesca, Juan Bosch, y del Consejo Federal Pesquero.

Sin argumentos técnicos

Por otra parte, la Asociación critica la ausencia de argumentos que permitan formar una opinión científico-técnica sobre el origen de la Resolución 18/17. De la misma forma, tampoco asoma claro cómo diferenciar las rayas de altura de las costeras.

Debería quedar establecido cuál es el criterio de la CTMFM para la contabilización de rayas de altura y/o costeras. Qué patrón se sigue y cómo es la actualización de la información de capturas tanto de Uruguay como de la Argentina”, definen en un escrito que están preparando para elevar a las autoridades.

La diferenciación es un aspecto clave, ya que delimita las posibilidades de pesca de las diferentes flotas; en este caso, la costera y la fresquera de altura, que por caso no tiene límite de captura sobre raya cuando opera en la Zona Económica Exclusiva.

En ese sentido, si bien la norma de la CTMFM invita a “propender a un desarrollo responsable de la pesquería”, por caso no determina topes permisibles para los buques en términos de porcentajes de capturas totales. Esa fórmula inquieta a los costeros.

“Al analizar la conducta de las empresas armadoras entendemos que este tipo de medidas (las que relacionan pesca de rayas con el total de la captura) no propender al desarrollo responsable ni sostenible; sino que incentiva la pesca objetivo de rayas, sobre todo en aquellas embarcaciones con capacidad para movilizarse eficientemente entre diferentes caladeros”, agregan.

Obtenido de pescare.com.ar

Ver nota original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *