Crecen las exportaciones realizadas por Mar del Plata

Sigue acentuándose el movimiento de carga en el puerto local. A lo largo del año pasado y con casi una escala semanal, las navieras embarcaron aquí 4.086 contenedores, lo que representana un 9,1 por ciento más respecto a 2016.

El balance fue trazado desde la Terminal del Contenedores Dos (TC2). Los operadores reconocieron que el grueso de la mercadería fue de origen pesquero, aunque destacaron la diversificación de carga que comienza a perfilarse.

El volumen global de envíos transitó la zona de las 200 mil toneladas, apuntalado principalmente por un repunte del calamar y cierta estabilidad de la merluza hubbsi.

“MSC realizó 26 escalas y cargó 1.930 contenedores, de los cuales 135 fueron dry, carga seca, mayormente harina de pescado, que el año pasado comenzó a exportarse por el puerto marplatense”, dijo el directivo de TC2, Emilio Bustamante

Por su parte, Maersk tuvo 23 ingresos; aunque embarcó más contenedores. Fueron 2.156, de los cuales 2 correspondieron a carga seca: “Puede ser insignificante, pero para nosotros es muy importante que Maersk comience a remover otro tipo de carga. Apuntamos a la diversificación y a convencerlos que la producción de la ciudad y la región debe salir por este puerto”, agregó el directivo.

Importaciones también en alza

En cuanto a las importaciones, se evidencia un aumento en relación al año anterior. Fueron 122 contenedores contra los 55 de 2016. Esto representa un incremento del 122 por ciento. De la carga importada, la mitad fue seca, mayormente equipos y herramientas para procesos productivos.

“Con el apoyo de Aduana, Senasa y el Consorcio Portuario, hemos podido desconsolidar en nuestro predio la carga importada. Esto permite bajar algunos costos logísticos, más de 700 dólares por contenedor en promedio que tenían las empresas”, subrayó el otro directivo de TC2, Alberto Ovejero

Al mismo tiempo, el empresario se manifestó optimista respecto al crecimiento que tendrá el movimiento de importaciones en los próximos meses, con el consiguiente impacto en el trabajo de la estiba.

Como muestra, en la primera escala 2018 del “Setubal”, buque al servicio de MSC, se bajaron 19 contenedores con productos importados. Se trató de equipos de refrigeración e insumos para una empresa agrícola radicada en la zona.

“Es posible que la región maneje el mismo nivel de importaciones que de exportaciones; pero a las navieras les conviene más bajarlas por Buenos Aires donde aparecen otros intermediarios que encarecen el flete”, aclaró Bustamante.

Obtenido de pescare.com.ar

Ver nota original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *