Desde el Inidep defienden el diseño de la campaña para evaluar rayas

Días atrás, el gerente de la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera, Sebastián Agliano, cuestionó en duros términos las características de la campaña sobre rayas que emprendió el Inidep desde el flamante “Víctor Angelescu”.

Para el dirigente, la evaluación se está llevando adelante fuera de época, en una zona inapropiada y con tripulación con escasa experiencia en el oficio de pescar. Además, elevó quejas por la poca participación que se le dio al sector privado en el diseño del crucero.

“Así como está planteada, la evaluación de rayas está destinada a fracasar”, deslizó Agliano. La reacción en el instituto no tardó en manifestarse. La investigadora, Ana Massa, y la directora de Pesquerías Demersales, Patricia Martínez, pidieron dialogar con Pescare.com.ar para ensayar algunas respuestas.

– Los armadores aseguran que se sorprendieron con la zarpada del “Angelescu”, que ni siquiera les avisaron que se ponía en marcha la campaña. ¿Fue así?

– AM: Nosotros en una reunión les habíamos mostrado y presentado el plan de trabajo que ya había sido presentado a las autoridades.

– PM: Dos reuniones tuvimos por este tema. Incluso, la idea era que ellos pudieran acercar a alguien en la captura de raya porque ellos mismos cuentan que arman la red de determinada manera para poder pescar. Se consultó y el director tenía intención en incorporar a alguien. De hecho, está participando Raúl Montes de Oca, un (capitán) jubilado de la flota comercial. Ellos (por los armadores costeros) nos propusieron la participación de Benito Mattera, pero el instituto no podía pagarle. Lo invitábamos en calidad de observador.

–  Entonces parece haber coincidencia en la falta de experiencia para desplegar este tipo de pesca…

– AM: En realidad, es la primera campaña que se realiza con buques argentinos para ir a explorar una zona donde se declaran las mayores capturas de raya. Digamos, barco nuevo, red nueva; entonces era una buena oportunidad para trabajar en conjunto, para encontrar respuestas que ellos mismos están pidiendo. De ninguna manera hubo intención de dejarlos al margen. De hecho, se les entregó el plan. Tampoco es una cuestión donde todo se puede discutir. Cuando mostramos el mapa, los que estaban en la reunión dijeron que era en su momento donde se estaba pescando raya. Existe otra zona, es cierto, a más profundidad, donde accede una flota más grande, sobre la isobata de 200 metros. Incluso, en 2017 fue por fuera de la Zona Común de Pesca.

– ¿Cuáles son los objetivos de la campaña?

– PM: Con esta campaña no hacemos evaluación, sino ir a conocer y explorar la zona, como bien dice el texto del plan de campaña.

– AM: Es importante aclarar que esta campaña no tiene como objetivo diagnosticar a las rayas porque hablamos de un conjunto de especies que tienen una distribución que abarca a todo el Mar Argentino. El objetivo es evaluar diversidad, porque eso lamentablemente no lo tenemos a través del parte de pesca. Es información que deberíamos tener mediante los observadores de a bordo. Obviamente, las campañas son importantes y es intención de las autoridades continuarlas. Esta es la primera.

– También me contaban de objetivos secundarios…

– AM: Hay una diversidad de tareas que involucran el estudio del fondo, del zooplancton, de genética para analizar y resolver cuestiones taxonómicas, cuestiones ambientales. Vamos a aportar para caracterizar una zona poca muestreada de la plataforma argentina, que es el frente de plataforma medio.

– PM: Es como un límite donde termina la costera y empieza lo de altura, es una zona de transición. Es un área muy rica por su diversidad.

– AM: En la campaña también se están haciendo estudios de bacterioplancton, de microplásticos, de recursos pesqueros que hoy no son aprovechados. Son todas cuestiones sobre las que tenemos que dar respuestas. Por eso no voy a permitir que digan que esta campaña no va a cumplir los objetivos porque evidentemente o no entendieron el plan, o no vinieron a preguntar dónde correspondía.

– Por otra parte, surgen cuestionamientos respecto de la fecha. ¿Esta campaña no debería haberse realizado en marzo?

– PM: Ellos tienen una queja que por ahí puede ser cierta porque desde el momento en el que les mostramos el plan, hasta el momento en el que salió la campaña no tuvimos comunicación. Nosotros teníamos pensado hacerla en marzo, pero el barco estuvo afectado a la búsqueda del submarino (“ARA San Juan”). Eso retrasó la prueba.

– AM: Es verdad cuando dicen que en abril del año pasado no se dieron capturas importantes, pero para planificar una campaña no se miran los datos del último año. Uno lo que mira es una serie histórica. En abril, podemos cumplir con los objetivos de la campaña. La confusión por ahí se da en quizá en la palabra evaluación, creer que con esta campaña vamos a diagnosticar el recurso. Ojalá fuera tan fácil.

Obtenido de pescare.com.ar

Ver nota original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *