Protesta frente a la sede del Inidep

La dirección del Inidep, a cargo de Otto Wöhler, no logra despejar los conflictos generados por la inactividad de los buques de investigación “Dr. Eduardo Holmberg”, “Capitán Oca Balda” y “Capitán Cánepa”.

El personal embarcado volvió a manifestarse este jueves por la mañana frente a la sede del instituto, mientras que puertas adentro tenía lugar el Primer Encuentro Anual de Centros Propios y Asociados de la Comisión de Investigaciones Científicas.

Con el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación bonaerense, Jorge Elustondo, participando del evento, los gremios Simape, Siconara y el Centro de Patrones pusieron en escena el malestar de sus representados y pidieron la intervención del organismo.

Además de cortar la normal circulación de vehículos por Escollera Norte y hacer sonar sus bombos, los trabajadores repartieron volantes donde expusieron la necesidad de poner en funcionamiento la flota de investigación y regularizar el vínculo laboral.

Estado de los buques

El objetivo de movilizar los barcos no parece sencillo. El “Holmberg” espera subir a dique desde marzo, cuando su tripulación debió abortar la evaluación de especies costeras en la zona de “El Rincón” debido a la rotura del motor principal.

Más complicada es la situación del “Oca Balda”, que ni siquiera cuenta con posibilidad de generar energía en su estadía en el muelle, y la del “Cánepa”, condenado al desguace aún cuando hasta hace poco tiempo se le inyectaron fondos para repararlo.

Los pedidos, tanto de los gremios como de algunos sectores empresarios, para que Wöhler explique públicamente cómo se distribuyeron y qué resultado tuvieron las partidas presupuestarias asignadas a la flota aún no fueron saldados.

Paralelamente, el funcionamiento del nuevo “Víctor Angelescu” genera dudas: “Fue pensado como un barco oceanográfico, no pesquero. Está teniendo problemas para pescar, más allá de estar tripulado por gente ajena al Inidep”, comentan los trabajadores.

Que esa embarcación esté en manos de Prefectura es otra de las cuestiones que genera inquietud entre los embarcados. De hecho, aún no tocó Mar del Plata. Primero estuvo en Buenos Aires y ahora tiene como base al puerto de Necochea.

“Si hay una asignatura pendiente en la Argentina es nuestro mar”, consideró Elustondo en declaraciones a Radio Mitre; aunque el funcionario destacó al Inidep como una de las instituciones señeras del sistema científico tecnológico. Nadie duda de esa capacidad, el desafío pasa por revalorizar al organismo con una gestión eficiente.

Obtenido de pescare.com.ar

Ver nota original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *