Inidep: sindicatos plantearon ante autoridades preocupación por la inactividad de los buques

Tres de los cuatro barcos de porte con los que cuenta el Inidep siguen amarrados al muelle y sin la posibilidad de realizar campañas de investigación en el horizonte inmediato. Transcurrida la primera mitad del año, el escenario no cambia.

La inactividad del “Dr. Eduardo Holmberg”, el “Capitán Oca Balda”, y el “Capitán Cánepa”mantiene encendido un foco de preocupación entre los tripulantes, cuyos delegados tuvieron este martes la posibilidad de plantearlo frente a las autoridades del Ministerio de Agroindustria.

Dirigentes del Simape, Siconara y Centro de Patrones se entrevistaron en Buenos Aires con el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Guillermo Bernaudo. En la mesa también estuvo el subsecretario de Pesca, Juan Manuel Bosch.

“Nos recibieron para tratar exclusivamente la problemática del Inidep, por la preocupación que nos genera tener los barcos parados”, le explicó a Pescare.com.ar, Jorge De Nigris, vocero de los trabajadores embarcados.

En relación a los planteos, el dirigente fue preciso: “Les pedimos que los barcos los empiecen a arreglar porque hoy se están hundiendo en el muelle. El instituto está mal manejado”, dijo en directa referencia al director del Inidep, Otto Wöhler.

Trabajo limitado

En el caso particular del “Holmberg” espera subir a dique desde marzo, cuando la tripulación debió interrumpir una campaña sobre recursos costeros en “El Rincón”, zona de cría y reproducción de esas especies, debido a la rotura de su motor principal.

Más compleja es la situación del “Oca Balda”, que ni siquiera cuenta con posibilidad de generar energía durante la estadía en muelle, y la del “Cánepa”, condenado al desguace aún cuando hasta hace poco tiempo se le inyectaron fondos para repararlo.

En ese sentido, tanto los mencionados sindicatos, como algunos sectores empresarios le vienen pidiendo a Wöhler que explique públicamente cómo se distribuyeron y qué resultados dieron las partidas presupuestarias asignadas a la flota.

Por otra parte, en el encuentro con autoridades también se trató el caso del “Víctor Angelescu”, tripulado por Prefectura: “Habiendo personal civil disponible del propio instituto, no entendemos esa decisión”, repiten los gremialistas.

De todas maneras, desde su llegada al país -en octubre del año pasado- el flamante buque de investigación pesquera y oceanográfica sólo realizó un estudio inicial de rayas en la Zona Común de Pesca. Fue en abril y durante quince días.

El resto de los casi nueve meses alternó amarre, prueba de equipos, búsqueda del submarino “ARA San Juan” y, más recientemente, del pesquero “Rigel”. En este período el trabajo científico en el mar se apoyó fundamentalmente en la flota comercial.

Obtenido de pescare.com.ar

Ver nota original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *