El Inidep asegura que el abadejo no se recupera y propone más restricciones

La posibilidad de aplicar nuevas limitaciones a la captura de abadejo comenzó a ser discutida en el Consejo Federal Pesquero a partir de un informe técnico del Inidep sobre el estado de explotación y proyecciones de abundancia.

Como sostén del debate, los científicos afirman que hasta el momento no se han observado señales de recuperación del recurso pese a que desde 2012 se vienen aplicando medidas que recortan las capacidades extractivas de la flota, como la pesca dirigida.

Ahora, proponen limitar la captura de abadejo en un sector aledaño a la Zona de Veda Permanente de Merluza, entre los 44° y 49° S y hasta los 200 metros de profundidad, durante el verano; es decir, cuando la especie se reproduce.

Al parecer, el pedido del Inidep generó dudas entre los consejeros, quienes solicitaron que se aclaren los aspectos de esa recomendación. Paralelamente, el detalle que inquieta en el sector es la ausencia de campañas de investigación específicas en los últimos años.

Sin campañas

El más reciente intento por conocer algo más sobre el recurso se dio en marzo. Entonces iba a realizarse una prospección con la flota comercial pero las diferencias de criterio surgidas entre los armadores y la Subsecretaría de Pesca paralizaron la iniciativa.

El propio informe del instituto tratado la semana pasada reconoce la necesidad de aumentar el conocimiento sobre su distribución, áreas de concentración y abundancia, principalmente en los pozos. Además, propone incrementar el muestreo y submuestreo en la flota merlucera, tanto fresquera como congeladora.

Mientas tanto, el análisis de los armadores y capitanes contrapone otra mirada. Aseguran que hay disponibilidad de abadejo, que entre las redes aparecen ejemplares de buen tamaño y que es necesario profundizar las evaluaciones directas con campañas.

Captura Máxima Permisible

En cualquier caso, el Inidep recomendó para este año una Captura Máxima Permisible de entre 2.305 y 3.066 toneladas. Los desembarques registrados hasta el pasado 5 de julio indican que sobre los muelles se acumularon 2.873 toneladas.

Teniendo en cuenta que durante el segundo semestre de 2107 se descargaron más de 600 toneladas y suponiendo un nivel similar de captura para este año, el tope 2018 plantearía una nueva restricción.

Incremento de sanciones

Paralelamente, el Consejo pidió que la Subsecretaría de Pesca endurezca las sanciones frente a la captura por encima de los niveles permitidos por marea. Concretamente que considere “falta grave” la pesca de 20 toneladas o más de abadejo en un viaje con suspensiones de entre treinta días y dos meses, dependiendo del exceso de carga.

Obtenido de pescare.com.ar

Ver nota original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *