Camaradería de Capitanes de Pesca con los náufragos del pesquero Dorneda

Miembros de la Comisión Directiva de la Asociación de Capitanes de Pesca recibieron a los tripulantes del buque pesquero español Dorneda que naufragara fuera de las 200 millas a la altura de Comodoro Rivadavia, y que arribaran días atrás al puerto de Mar del Plata a bordo del Beagle I, que los rescató.

La camaradería de los hombres de mar no conoce de fronteras. Mientras el Secretario General Jorge Frías, se encuentra recorriendo los puertos patagónicos con el Delegado Coordinador Fabián Cervio, y el Delegado gremial en Puerto Madryn Osvaldo Luna, se comunicó con familiares de los oficiales españoles del pesquero propiedad de Freiremar que se hundiera la semana pasada a 300 millas al este de Comodoro Rivadavia, para transmitirles tranquilidad, en especial a la madre del oficial Trigo Lores; y encomendó a los miembros de Comisión Directiva de la Asociación que organizaran un agasajo a los sobrevivientes de esa tragedia. Así fue que los capitanes Jorge Garavano, Secretario Adjunto; Elio Mansilla, Tesorero; y los vocales Alberto Widmer, Carlos Dini y Diego Korner, ofrecieron este lunes una cena a los tripulantes del buque que desde el domingo se encuentran en Mar del Plata, también asistieron el capitán y el oficial del Beagle I, el pesquero que los rescató cuando flotaban a la deriva en la balsa salvavidas.

Si bien, representantes de la Asociación se habían acercado a dialogar con los náufragos cuando arribaron a puerto, en esta oportunidad, el segundo oficial, el contramaestre y un engrasador, todos españoles, fueron recibidos en la Sede Central, donde recorrieron las instalaciones y se compartieron un asado, experiencias en temas pesqueros, y vivencias a bordo, sobre todo el relato del lamentable acaecimiento, que dejó como saldo un tripulante fallecido y otro desaparecido; y por esas casualidades que cada tanto se dan en la vida, de la charla se desprendió que el engrasador del Dorneda es sobrino de un afiliado capitán jubilado de la Asociación, apodado entre los conocidos como “Sanguchín”.

El resto de los tripulantes, de nacionalidad filipina, peruana e indonesia, permanecieron en el hotel en que se alojan.

Los pescadores españoles pudieron comunicarse con sus familiares y esta tarde partían desde Buenos Aires a su país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *