Después de la Mesa de la Pesca en Mar del Plata, dialogan para impulsar la construcción de nuevos buques

Derivaciones de la Mesa de la Pesca, realizada el pasado 13 de julio en Mar del Plata. Representantes de armadores, astilleros y gremios están exponiendo sus miradas frente a las autoridades. Financiación e incentivos, dos de los ejes.

En la Mesa de la Pesca, realizada el pasado 13 de julio en el Inidep y con la participación del presidente Mauricio Macri, los actores del sector habían manifestado vocación para avanzar hacia la renovación de la flota pesquera.

Ahora, como desprendimiento de esa idea general, se están llevando adelante encuentros particulares en Capital Federal. La convocatoria parte del subsecretario de Pesca de la Nación, Juan Bosch, y también integra a miembros del Consejo Federal Pesquero.

En primer término, se citó a los bancos, luego a los armadores: participaron representantes de Cepa, Cámara de Armadores de Buques Pesquero de Altura, Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera, Udipa, Capip, Capa y Capeca, entre otros.

Luego fue el turno de los gremios, con una mesa que tuvo a delegados del Simape, Somu, Siconara, Centro de Patrones, Asociación de Capitanes, Saon, Supa y Capitanes de Ultramar. Esta semana le tocará a los astilleros.

Una vez concluida esta etapa, se haría un encuentro multisectorial. Según pudo saber Pescare.com.ar, la intención de las autoridades es llegar a un borrador para impulsar la construcción de nuevos buques en astilleros argentinos.

El tema también sobrevoló la conversación que días atrás mantuvo en Mar del Plata el ministro de la Producción y Trabajo, Dante Sica, con Domingo Contessi, Miguel Ángel Sánchez (Abin), Enrique Godoy (TecnoPesca), Sebastián Agliano (Costeros) y Antonio Solimeno.

Una de las patas de la iniciativa está ligada al financiamiento de los proyectos. A propósito, el departamento legal del Banco Central está estudiando el pedido realizado para mejorar la calificación de la hipoteca naval como Garantía Preferida Clase B.

Por otro lado, asoma la alternativa de tomar los permisos de pesca nacionales y las Cuotas Individuales, Transferibles de Captura (CITC) como garantía. Paralelamente, se están considerando los incentivos ligados directamente a la actividad.

Particularidades del sector

Los armadores dejaron en claro que no están de acuerdo con que se imponga compulsivamente la renovación de una unidad por sus años de antigüedad, tal como plantea el proyecto ingresado al Senado por Fernando “Pino” Solanas.

Entienden que no todos los casos son iguales, que muchos barcos son periódicamente modernizados con un alto grado de inversión en estructura y seguridad. En ese sentido, los sindicatos coincidieron en la necesidad de generar un proyecto propio que refleje las particularidades del sector pesquero.

Los gremios, además, pusieron en foco la necesidad de mejorar las condiciones de seguridad y habitabilidad a bordo. En ese sentido, destacaron que deberían considerarse alternativas para que el reacondicionamiento y/o modernización de la estructura de un buque sea asimilable en sus efectos a la construcción de uno nuevo.

“Esta semana vamos a juntarnos todos los gremios y hacer una propuesta en conjunto. Creemos que en temas como estos tenemos que tener la suficiente madurez y dejar las diferencias de lado”, manifestó una fuente sindical consultada por este medio.

Para poner en contexto el debate en torno a las condiciones de la flota también será necesario ver qué sucede en otros caladeros del mundo. Por caso, un reciente informe periodístico expuso que un tercio de la flota pesquera gallega supera los cuarenta años de antigüedad, con una media de 34 años.

Obtenido de nuestromar.org

Ver nota original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *