El Astillero Río Paraná Sur apuesta a la pesca

En el complejo industrial de Lima están construyendo siete barcos de 9,90 metros en forma simultánea.El Astillero Rio Paraná Sur (ARPS), de Lima, inició hace poco más de un año un interesante proceso de diversificación que culminó en estos días con la construcción de siete buques destinados a la pesca costera en el sur del país.

De este modo el astillero, que hasta el momento había construido barcazas y realizado reparaciones, también se mete en la construcción de embarcaciones para la pesca, con diseño propio especialmente destinado a las necesidades de los pescadores en el sur argentino. Marcos de Monte, propietario del ARPS y vicepresidente de la Asociación Bonaerense de la Industria Naval (ABIN) explicó cómo fue que iniciaron esta innovadora etapa:

“Es un proceso de un trabajo de poco más de un año que comenzó con visitas a los armadores del sur, conocer el mercado, ver las necesidades del cliente. Tuvimos entrevistas con armadores locales y empresas que nos permitieron ver las necesidades que hay en la actualidad y que viene dándose desde hace tiempo en la pesca en el sur”.

A partir de estos encuentros, en el astillero de Lima están construyendo ahora siete barcos de 9,90 metros en forma simultánea. Los barcos estarán terminados en octubre ya que tienen que estar pescando en la próxima temporada y la construcción está en estado avanzado. Hay que dar tiempo a terminarlos, a pasar las inspecciones de seguridad de la Prefectura antes de llevarlos al sur en un operativo especial, irán por mar todos juntos y será un momento muy particular para los involucrados en esta construcción.

En cuanto a las características técnicas de los barcos, De Monte afirmó que “este producto será algo muy novedoso para el mercado, estamos ofreciendo estos buques para la pesca costera. Es un modelo de 9,90 metros de eslora y una manga de 5 metros.

Tuvimos en cuenta las condiciones técnicas y meteorológicas que hay en el puerto de Rawson y entonces priorizamos tener una gran bodega al punto que estos barcos tendrán mayor capacidad, unos 400 cajones, con 32 metros cúbicos de capacidad y además unas condiciones muy buenas de habitabilidad para la gente. Tienen que salir y volver rápido, debido a las exigencias con la marea en Rawson, por lo que la potencia y velocidad del barco tenían que ser las adecuadas.

Estos primeros siete barcos están equipados con motores Scania de 450 caballos, de 13 litros, que tienen muy buena prestación y velocidad final adecuada, conjugados con el adecuado diseño de casco”.

Las artes de pesca también merecen una mención aparte ya que ARPS decidió fabricar con componentes y en talleres locales los guinches de elevación, con lo cual se aseguró la entrega en tiempo y en forma para estos barcos y, fundamentalmente, que estará aquí mismo la posibilidad de reparar y solucionar cualquier inconveniente que se presente con los mismos, con materia prima y mano de obra argentina.

Financiamiento

Por último el vicepresidente de ABIN se refirió a las necesidades que tiene la industria naval de acceder a un financiamiento adecuado: “El tema fundamental para que todo esto despegue es el financiamiento en tasas adecuadas, hoy el astillero está financiando una parte a  través de la hipoteca naval y necesitaríamos que se amplié.

Hace poco estuvimos en la feria de Vigo, España, y cuando uno ve las tasas y plazos de financiación que ellos manejan entiende claramente porque nosotros quedamos fuera de mercado, aun cuando en los precios somos más que competitivos. Necesitamos financiación con tasas y plazos razonables, eso haría toda la diferencia para que se construya aquí.”

Obtenido de nuestromar.org

Ver nota original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *