Pesca ilegal en Córdoba: chinos usaban descargas eléctricas en el agua

La Policía de la provincia de Córdoba sorprendió en una laguna de Río Segundo a siete ciudadanos chinos que pescaban usando descargas eléctricas en el agua, una modalidad totalmente prohibida por el daño ambiental que causa, y tres redes de 100 metros en total.

Según informó el portal de noticias del Gobierno de la Provincia de Córdoba, personal de Policía Ambiental junto con la Patrulla Rural de Río Segundo llegaron a la laguna tras recibir una denuncia.

En la comunicación se alertaba sobre la presencia de pescadores furtivos en la Laguna Larga. Cuando los agentes arribaron a la laguna constataron que los sujetos se encontraban pescando mediante descargas eléctricas en el agua y con elementos prohibidos, por lo que los efectivos los identificaron y realizaron las actuaciones correspondientes por infringir la normativa vigente.

En la causa que se inició consta que cuando los pescadores visualizaron el móvil policial acercarse, arrojaron al agua una canasta que, aparentemente, contenía los peces que habían capturado. Además de identificar a las personas que estaban pescando, los efectivos que participaron del procedimiento secuestraron tres redes de 100 metros en total, cinco trampas tipo carpa, una batería, un convertidor eléctrico para realizar las descargas al agua.

También se llevaron una caña modificada tipo picana, dos mediomundo con electricidad y un bote inflable. Según se informó, la modalidad de descargas eléctricas se realizaba para inmovilizar a los peces que luego eran recogidos con las redes y otros elementos. Esa modalidad está prohibida por las leyes provinciales 4.412 y 22.421 de regulación de la pesca y conservación de la fauna respectivamente ya que genera un importante daño ambiental.

Tras el secuestro de los elementos de pesca, a los ciudadanos chinos se les inició un sumario administrativo que determinará la multa aplicable y además se los inscribió en el Registro de Infractores que lleva la Dirección de Policía Ambiental.

Obtenido de nuestromar.org

Ver nota original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *