Conocé al “súper camarón” de acuicultura del futuro

Científicos australianos están compitiendo para criar el “súper camarón”, que ayude a satisfacer la creciente demanda de una población mundial que tiene una necesidad seria de una fuente de proteína sostenibles. Puede crecer dos veces más rápido que los camarones de crianza actuales, y varias veces más grandes.

Imagine un camarón que puede crecer dos veces más rápido que los camarones de crianza actuales, y varias veces más grandes. Este alimento será lo mejor para usted debido a que contiene niveles más altos de omega-3, y es resistente a las enfermedades y sostenibles para la granja.

¿Y la mejor parte? Tu podrías comer estos camarones para la cena de Navidad en solo cinco años, debido a que los productores australianos están produciendo las primeras generaciones de la crianza selectiva de camarones, en un movimiento que revolucionará la industria de alimentos de origen acuático mundial.

Conozca el super-camarón, un mejor, más fuerte y más eficiente camarón que puede ayudar a mejorar el abastecimiento de proteínas del mundo en las próximas décadas.

Eso es mucha presión para poner en manos de una pequeña criatura, pero estamos observando la realidad de la población mundial que crecerá de 7 mil millones a 9.8 mil millones para el 2050.

Esto significa que en los próximos 30 años, los productores deberán producir 70% más de alimentos para alimentar la población mundial, y a medida que la clase media se expanda en países como Brasil, Rusia, India y China, veremos una mayor demanda de proteínas de origen animal.

“Una de las industrias que puede ayudar a abastecer una gran parte de las futuras necesidades de proteína para la humanidad es la acuicultura. Es la industria primaria de más rápido crecimiento en el mundo” dijo el Profesor Dean Jerry, Director of the ARC Research Hub for Advanced Prawn Breeding y Deputy Director of the Centre for Sustainable Tropical Fisheries and Aquaculture at James Cook University (JCU).

El mayor problema con los camarones de cultivo es también su mayor oportunidad. Mientras que la industria ganadera se ha beneficiado por miles de años de la crianza selectiva, seguido por décadas de tecnologías de mejoramiento genético de vanguardia, los productos del mar han quedado más o menos como están.

Y ahí es donde ingresa los investigadores de ARC Research Hub for Advanced Prawn Breeding. Ellos están acelerando el proceso de reproducción de camarón tigre negro australiano, la principal especie de camarón criada en Australia, para imitar lo que está sucediendo en la industria agrícola hace milenios.

“Si quieres resumir nuestro proyecto, es que en cinco año, tenemos como objetivo el tomar el conocimiento genético alrededor de la acuicultura del camarón tigre negro, y hacerlo comparable al nivel observado en la producción ganadera” dijo el profesor Jerry.

“La gente pregunta si estamos creando un camarón ‘Frankenstein’. Mi respuesta es que todo lo que estamos haciendo es lo que se ha hecho por miles de años para el ganado. Esto incluye aprovechar el potencial del camarón utilizando la reproducción selectiva y la información oculta dentro del genoma”.

El profesor Jerry y su equipo están usando varias plataformas de secuenciamiento de próxima generación para leer los genomas de decenas de miles de camarones para identificar los marcadores genéticos que puedan ser seleccionados para la reproducción selectiva.

Ahora, ellos están usando esta información genética para enfocarse en ciertos rasgos mediante la reproducción selectiva, como la tasa de crecimiento, la tolerancia a la enfermedad, el color del camarón cocido, los niveles de omega 3 y grasa, y la tolerancia al estrés.

Ellos también sintetizaron estos genomas en el primer “transcriptoma” completo para el camarón tigre negro.

“Hemos recopilado información genética sobre más de 60 000 camarones, que probablemente sea más alta que cualquier otra especie en el mundo” dijo Jerry.

“Ahora estamos desarrollando algoritmos de selección genómica, y criaremos nuestra segunda generación de animales para ver que tan buenos son estos algoritmos para predecir el mérito genético de los camarones en el mundo real”.

El equipo de JCU se ha asociado con CSIRO, Australian Genome Research Facility (AGRF), la University of Sydney, y la empresa más grande de producción de camarón en Australia, Seafarms, para producir una variedad de camarón que será importante para el futuro del nuevo proyecto “Sea Dragon”.

Una vez completada, esta empresa de $2 mil millones producirá 100 000 toneladas de camarón cada año en el territorio del Norte a través de una granja acuícola de 10 000 hectáreas.

Se prevé que sea el mayor desarrollo acuícola individual en la Tierra, y podría convertirse en una industria de exportación de miles de millones de dólares una vez que su producción de camarón salga al mercado.

“Si observamos la reproducción selectiva para la tasa de crecimiento en acuicultura, obtendremos en promedio un 15% de mejora por generación. Esto significa que en seis o siete generaciones (una generación de camarón equivale a un año), podemos duplicar la tasa de crecimiento” destacó Jerry.

“En la industria de la carne de res, si una empresa obtiene una mejora del 1% en la tasa de crecimiento usando las técnicas más avanzadas, ellos están felices. Para los pollos, es alrededor de 5%. En la acuicultura, la cantidad de ganancia genética que podemos lograr en las primeras generaciones es extraordinaria”.

De hecho, los enfoques son difíciles de vender. Jerry manifestó que con la finalidad de que los productores de camarón quieran probar nuevos métodos para incrementar nuestras reservas de proteínas, se necesita un cambio real en los enfoques.

Pero si algo puede convencernos de que se debe hacer algo, es la amenaza de las enfermedades, como el síndrome del virus de la mancha blanca, que costó a los productores de camarón de Queensland más de $40 millones a finales del 2017. “Es muy fácil mantener la crianza del camarón tigre de reproductores recolectados directamente de la naturaleza.

Aún es muy rentable” dijo Jerry. “Pero el virus del síndrome de la mancha blanca nos ha demostrado que la industria australiana es realmente muy vulnerable si continúa dependiendo de los reproductores silvestres, en lugar de domesticar a la especie y reproducir selectivamente para obtener características importantes, incluido la resistencia a las enfermedades.

El objetivo final del proyecto Advanced Prawn Breeding será el uso de la información genética para diseñar el programa de cría más avanzado para una especie de acuicultura que el mundo jamás haya visto.

Obtenido de nuestromar.org

Ver nota original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *