La empresa Ocean Infinity abandona la búsqueda del submarino ARA San Juan

La decisión ya fue comunicada al ministro de Defensa, Oscar Aguad. Dicen que necesitan reparar el buque y se comprometen a regresar en febrero, pero fuentes de la Armada revelaron que hay otros motivos.

La empresa Ocean Infinity decidió abandonar la búsqueda del ARA San Juan. La noticia ya fue comunicada al Ministerio de Defensa y a los familiares que forman parte de la tripulación que actualmente se encuentra buscando al submarino que desapareció el 15 de noviembre de 2017.

En el parte en el cual los familiares que participan de la búsqueda del submarino difunden las últimas novedades, esta madrugada se precisó: “Nos informaron que se determinó en el día de ayer desde la dirección de la empresa suspender la búsqueda hasta el mes de febrero”.

“Según lo manifestado, les resulta inútil seguir ampliando áreas, por lo que van a realizar un estudio pormenorizado en tierra de toda la data recogida para luego determinar cómo siguen y por cuento tiempo”, agregaron.

Fuentes del Ministerio de Defensa informaron a Infobae que trasladaron el tema al área jurídica para dar una respuesta formal. Ocean Infinity había asumido el compromiso de buscar al submarino durante al menos 60 días. Hasta el momento, la compañía cumplió 40 días de operaciones efectivas y si se confirma su retirada, ya no habrá embarcaciones destinadas a tareas para hallar al ARA San Juan.

En el ambiente marítimo trascendió una versión que provocó un gran malestar entre los familiares de los tripulantes del ARA San Juan: los verdaderos motivos de la salida del buque Seabed Constructor de aguas argentinas está vinculado a una nueva operación en otro país por la que la empresa se aseguraría un jugoso ingreso.

De acuerdo a la licitación vigente, la compañía cuya cara visible es el norteamericano Oliver Plunkett embolsará USD7,5 millones sólo en caso de encontrar el submarino. Si se van antes encontrar rastros del sumergible argentino, no cobrarán nada.

Obtenido de nuestromar.org

Ver nota original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *