Sistemas optimizados de desalación de agua de mar por Ósmosis Inversa

Las fuentes de agua dulce son cada vez más escasas en todo el mundo, y en los últimos cinco años el desarrollo de plantas desaladoras ha aumentado un 57%. El principal obstáculo de la desalación de agua de mar es que requiere mucha energía para desarrollar el proceso.

En la actualidad sólo el 1% de la población mundial recibe agua procedente de la desalación. Sin embargo, en los últimos cinco años, el desarrollo de plantas desaladoras ha aumentado un 57%. Optimizar los sistemas de desalación de agua de mar por Ósmosis Inversa resulta esencial para mantener el coste de producción bajo, mientras se consigue una mayor eficiencia energética.

Tagua, empresa española especialista en agua, cuenta con más de 30 años de experiencia en la gestión del ciclo del agua, desde su recogida, tratamiento y distribución, hasta depuración y reutilización. Una de las principales áreas de negocio de la compañía es la desalación. Las fuentes de agua dulce son cada vez más escasas en todo el mundo, y el archipiélago canario no es ninguna excepción.

Desalación de agua por Ósmosis Inversa

Tagua se dedica a la instalación y mantenimiento de las distintas plantas de Ósmosis Inversa de agua de mar situadas por todas las Islas Canarias. El principal obstáculo de la desalación de agua de mar es que requiere mucha energía para desarrollar el proceso. La sal se disuelve en el agua con mucha facilidad y forma uniones químicas muy potentes que son difíciles de romper. Por eso, la empresa española emplea la tecnología más novedosa para asegurar una gestión eficiente del agua, siendo el fabricante danés Danfoss un colaborador esencial en su estrategia.

Independientemente del tamaño de la planta de desalación, Danfoss aporta cuatro tecnologías clave en el proceso: Bombas de Alta Presión; Sistemas de Recuperación de Energía; Variadores de Velocidad y Controles de Presión y Fluido. Para Tagua la tecnología de Danfoss significa un diseño, instalación y mantenimiento simplificado a través de un único proveedor. Además, gracias a la colaboración con Danfoss, la firma española puede ofrecer hasta un 50% de ahorro energético combinando la tecnología más adecuada para la instalación.

“En algunos de nuestros proyectos, un único proveedor para el bombeo de alta presión y la recuperación de energía de la salmuera de una desaladora, hace que sea mucho más fácil la gestión del diseño, montaje, puesta en marcha y funcionamiento, esto marca claramente la diferencia,” asegura el director de producción de Tagua, Iván Vera.

Los Variadores, Recuperadores de Energía, Bombas de Alta Presión y los Controles de Presión y Fluido fabricados por Danfoss tienen precios competitivos. Además, para Tagua trabajar con Danfoss disminuye el consumo energético: “junto con la fiabilidad, el bajo consumo energético es crucial en los proyectos de desalación. Las soluciones de Danfoss, expresadas en términos de kwh/m3 de agua desalada son excelentes,” añade Iván Vera.

La distancia entre las Islas Canarias y la Península es otro elemento fundamental para Tagua ya que afecta directamente al tiempo de entrega. Gracias a una política de almacenamiento específica, Danfoss posee la habilidad de entregar todo el material dentro de las fechas límites. “Trabajando de forma cercana con Danfoss, TAGUA está respondiendo a la creciente demanda en infraestructuras de desalación de las Islas Canarias y asegurando una alta eficiencia energética para sus clientes,” concluye Vera.

Obtenido de nuestromar.org

Ver nota original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *