La industria pesquera necesita agregar valor para generar mano de obra y llegar a todos los hogares

Entrevistado en La Primera Piedra por Alejandro Di Biasi, y consultado acerca de la recepción por parte del público del libro Civilización y Barbarie en el Mar Argentino, el Secretario General de Capitanes de Pesca Jorge Frías expresó con entusiasmo que va llegando a lugares de interés y despertando curiosidad en lectores que poco conocen del Mar Argentino y de la industria pesquera, y mucho menos de la formación y capacitación de los capitanes de pesca que trabajan en nuestro mar, sobre lo cual versa el libro. “Y es esa la intención del libro, ilustrar que Argentina tiene un mar que es más grande que el territorio, que hay que conocer y descubrir, explotar para producir pero que también hay que cuidarlo”.

Por mi experiencia sé que no es una tarea fácil revertir 40 años de historia de una industria que se desarrolló en la barbarie, en las desprolijidades, desorden y desconocimiento, que se fue formando sobre la marcha y que con el régimen federal de pesca sancionado en 1998 se trató de comenzar a establecer un orden que resultó ser un manual de instrucciones para hacer negocios entre empresarios y el sector político de turno, y esto es lo que todavía está pendiente: sincerar la industria pesquera, tomar conciencia que se extrae un recurso natural que el hombre no siembra y que realmente produce trabajo directo para 40 mil personas, y desarrolla una industria mucho más amplia, y que además genera muchos ingresos por exportaciones.

Lo que ha hecho muy mal este gobierno ha sido designar como representante del Poder Ejecutivo en el Consejo Federal Pesquero a un representante de las tres grandes empresas marplatenses.

El 30% de lo capturado se desperdicia, cuando podría ser aprovechado. El 95% de lo producido se exporta, se exporta como se extrae, con un mínimo de valor agregado, se congela y se exporta. Si a todo esto se lo elaborara dejándolo directo para consumo, sin lugar a dudas sería un impacto importante en la generación de mano de obra y en la llegada a los hogares.

Obtenido de capitanesdepesca.org.ar

Ver nota original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *