El 2018 cierra con impulso de la cartera de Agroindustria a la Industria Naval

El año 2018 culmina con importantes acciones para fomentar la industria naval y a través de ella el sector pesquero. La Secretaría de Gobierno de Agroindustria, a través de la Subsecretaría de Pesca de la Nación, puso en marcha una serie de gestiones para fortalecer la industria trabajando principalmente en reducir la siniestralidad y posicionar al sector en un lugar con más eficiencia y mayor competitividad.

A partir de la sanción del Régimen de Promoción de la Industria Naval (Ley N°27.418), durante 2018 se botaron 6 barcos y hay otros 6 proyectos de construcción en astilleros nacionales. La actividad había sido muy relegada, en el período 2013-2017 se habían botado sólo 8 barcos pesqueros en total. Además se espera que 340 buques con más de 30 años de antigüedad, sean renovados durante los próximos 15 años en astilleros argentinos.

Una de las principales herramientas de desarrollo para la industria pesquera, como en la mayoría de los casos, es el financiamiento. En este sentido, la cartera agroindustrial llevó a cabo gestiones ante el Banco Central de la República Argentina (BCRA) para mejorar la calificación de la hipoteca naval como Garantía Preferida Clase B, que mejoró la posición de la hipoteca/prenda naval como garantía de créditos para la construcción, dinamizar la adquisición de buques y modernizar las flotas pesqueras argentinas para revalorizar la institución marítima.

Otra de las herramientas impulsadas, es la alternativa de tomar los permisos de pesca nacionales y las Cuotas Individuales Transferibles de Captura (CITC) como garantía. Paralelamente, se están considerando los incentivos ligados directamente a la actividad.

Desde Agroindustria señalaron que “El Régimen de Promoción de la Industria Naval Argentina (Ley N° 27.418) y de Desarrollo de la Marina Mercante Nacional (Ley N° 27.419), sancionadas a fines del año 2017, constituyen un paso importante en el esfuerzo por modernizar y armonizar el derecho marítimo nacional respecto a la aplicación de dos institutos de singular trascendencia en el sector naval, como son los privilegios marítimos y la hipoteca de buques”.

Obtenido de nuestromar.org

Ver nota original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *