Un malvinense integró el equipo oceánico que halló al ARA San Juan

Mensun Bound nacido en las Malvinas, es un distinguido arqueólogo marino. El Seabed Constructor y su sistema Vehículos Autónomos Subacuáticos permitió descubrir los restos del ARA San Juan. En cualquier caso, continuó, “estábamos en aguas internacionales, de modo que, hablando estrictamente, no tenía ninguna importancia. No era un momento para la política.

Todos están al tanto de la reciente búsqueda del perdido submarino argentino San Juan, pero lo que pocos saben es que el arqueólogo marítimo de ssssss, Mensun Bound, fue uno de los integrantes del equipo a bordo del Seabed Constructor, el barco que realizó la búsqueda.

El Semanario Penguin News se encontró con Mensun en el Océano Índico, donde estaba trabajando en un sitio mucho más profundo que donde se halla el Titanic. Consultado sobre cómo se trata de encontrar un submarino perdido, Mensun explicó que Vehiculos Autónomos Subacuáticos (AUV por su sigla en ingles), propiedad de Ocean Infinity, la empresa más importante del mundo en materia de búsquedas en el océano profundo, la cual también está a cargo de su operación.

Los AUV están equipados con una serie de dispositivos de escaneo y cuando regresan a la nave después de sus misiones de 3 días, los datos recopilados se descargan y se convierten en un formato legible que los analistas pueden examinar en busca de anomalías.

Cualquier punto de interés es escrutado en tiempo real por avanzados sistemas de cámaras instalados en el barco de vehículos operados a distancia, o ROVs.

Cuando se le preguntó si las autoridades argentinas sabían que había un isleño a bordo, dijo que pensaba que no. “Se decidió de entrada que el tema de mi nacionalidad no se plantearía, ya que era una misión muy sensible y nadie, y menos yo, quería distracciones politicas, aunque si me hubieran preguntado yo había resuelto ser franco al respecto. Pero nadie preguntó.”

En cualquier caso, continuó, “estábamos en aguas internacionales, de modo que, hablando estrictamente, no tenía ninguna importancia. No era un momento para la política. Había, por supuesto, un acuerdo financiero entre la empresa y el gobierno argentino, pero todos nosotros a bordo vimos una misión humanitaria. Mucha gente murió en circunstancias horribles que, de un día para el otro, sumió a sus familias en un dolor de muerte, madres y padres, hijos e hijas, hermanos y hermanas, esposos …”

“Había representantes de la familias a bordo con nosotros y cuando te sientas junto a ellos para comer todos los días, o pasamos horas con ellos observando el fondo del mar, llegas a conocerlos muy bien. Un hombre había perdido a un hijo que tenía la misma edad que uno de mis hijos. No pude menos que sentirme conmovido cuando habló de su pérdida. Con el Seabed Constructor teníamos por lejos el mejor barco del mundo [en su especialidad] y todo lo que queríamos hacer, de hecho casi se sentía como un deber, era encontrar ese submarino y brindar algún alivio a las familias. Nada más importaba, ciertamente no la política. Nunca he conocido un proyecto con tal sentido de propósito”, dijo Mensun.

Cuando se le preguntó sobre su momento más memorable, Mensun recordó un día de agosto al noreste de las islas Malvinas y vio algo inusual en el fondo del mar. Cuando bajaron a investigan encontraron una masa pétrea con forma de donut con una superficie perfectamente lisa que en lo que alguna vez debe haber sido un respiradero. Antes de retirarnos, se recogió una muestra con el brazo móvil del vehículo para el Falklands Museum.

Dijo que durante la búsqueda del submarino las Malvinas nunca estuvieron lejos de sus pensamientos, debido a bandadas de albatros de ceja negra que él sabía que venían de Jasons West Point y de New Island. Un día en el puente, por curiosidad, lanzó una línea en el ECDIS para ver exactamente dónde estaba en relación a las Malvinas y ubicó el área de búsqueda precisamente 300 millas al norte de Saunders, una Isla que una vez había sido manejada por su abuelo.

Le preguntamos por sus planes inmediatos y respondió que, en enero y febrero de este año, él y un equipo de especialistas cuidadosamente seleccionados conducirían una búsqueda del Endurance de [Lord] Shackleton, 3000m por debajo del hielo del Mar de Weddell. Recientemente designado “Fellow” del Club de Exploradores en Nueva York, Mensun ha sido honrado como abanderado del club en la misión.

Finalmente PN le preguntó si había algún plan para reanudar la búsqueda de la flota alemana perdida en la Batalla de las Malvinas en 1914. Respondió que esperaban que en algún momento de este año retomaran donde dejaron en 2015.

Obtenido de nuestromar.org

Ver nota original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *