Homenaje al Capitán de Fragata infantería de Marina (Post Mortem) Pedro Edgardo Giachino

Presidido por el Comandante de la Infantería de Marina, Contralmirante Humberto Mario Dobler, y con la participación de la Bandera de Guerra y el Comandante de la Agrupación Comandos Anfibios, Capitán de Corbeta Luis Marcelo Martínez, se realizó el 37° homenaje al Capitán de Fragata infante de Marina (Post Mortem) Pedro Edgardo Giachino, primer caído en la Guerra de Malvinas.

Frente al mausoleo que guarda sus restos en el cementerio marplatense, el Contralmirante Dobler estuvo acompañado por el Comandante del Área Naval Atlántica y Jefe de la Base Naval Mar del Plata, Comodoro de Marina Gabriel Eduardo Attis; el Intendente del Municipio de General Pueyrredón, doctor Carlos Arroyo; María Cristina Nauri de Giachino, viuda del capitán caído durante la recuperación de las Islas Malvinas; su hija Karina y tres de sus nietas; y por primera vez, su hermano Alejandro Giachino, junto a un primo del Capitán Giachino.

Asistieron también comandantes, directores, jefes y suboficiales de destino del Área Naval Atlántica y de la Base Naval Mar del Plata; representantes de Fuerzas Armadas y de Seguridad; Agrupaciones de Veteranos de Guerra de Malvinas con sus banderas e invitados especiales.

Tras entonarse las estrofas del Himno Nacional se pronunciaron palabas alusivas. Hugo Levalli lo hizo por la Asociación de Veteranos Defensores de Malvinas y el licenciado Néstor Salemi por la Unión Nacional de Comandos Anfibios. Finalizando los actos de reconocimiento a su valor en combate, el Comandante de la Agrupación Comandos Anfibios dirigió palabras a los presentes.

Realizó un recorrido histórico por las instancias previas a las acciones militares, a las que definió como extremadamente complejas. “La misma debía ser realizada con un alto grado de precisión y sincronismo. Para esto se necesitaban a las mejores tropas disponibles, aquellas que por su adiestramiento especial permitieran una aceptable probabilidad de éxito”, expresó el Capitán Martínez.

“La Fuerza de Desembarco ya había llegado a la playa y comenzó el avance hacia la localidad; una vez obtenida la rendición se dispuso a controlar la isla de acuerdo a lo planificado. En definitiva, fue el accionar de esos valientes comandos lo que convenció al gobernador británico de cesar la resistencia a pesar de no tener muertos ni heridos. Formalizada la rendición, recién se pudo dar atención a los heridos”, añadió.

“A esta altura, Giachino ya había perdido muchísima sangre, principalmente por el impacto en la arteria femoral; no obstante, era consciente de su situación y sólo un afán lo mantenía con vida. Fueron suficientes sólo unos instantes como para enterarse de la victoria. Por sus actos, la Nación le otorgó la más alta condecoración vigente, la Cruz al Heroico Valor en Combate”, detalló.

Para finalizar sus palabras, resaltó que “el ejemplo de profesionalismo y abnegación del Capitán Giachino hace eco a diario en los hombres y mujeres de la Armada, quienes deben actuar con el compromiso de seguir su ejemplo de dedicación y entrega, honrando a todos los héroes que dieron la vida en pos de una Nación mejor”.

El Capellán de la Base Naval, Padre David Ochoa, realizó una invocación religiosa y bendijo el mausoleo, donde posteriormente se colocaron ofrendas florales. Dejaron allí su reconocimiento el Círculo Oficiales de Mar y el Círculo de Defensa Nacional; la Asociación Veteranos Defensores de Malvinas, Asociación de Oficiales Retirados de Infantería de Marina, Asociación de Infantes de Marina, Agrupación de Suboficiales de Infantería de Marina, Agrupación de Suboficiales Submarinistas Argentinos, Agrupación Veteranos de Guerra del Atlántico Sur y el Centro de Civiles Veteranos de Guerra Operativo Malvinas.

Como es tradición, al momento de la colocación de la ofrenda floral por la Unión de Comandos Anfibios, los Veteranos de Guerra formaron frente al mausoleo e invocaron el Lema de los Comandos Anfibios.

Por último, el Comandante de la Infantería de Marina fue acompañado por el Comandante del Área Naval Atlántica y Jefe de la Base Naval Mar del Plata; el Intendente Municipal y los familiares del Capitán Giachino.

Con el toque de silencio, las nietas colocaron un ramo de flores entre las coronas, tras lo cual se fundieron en un emotivo abrazo familiar que se extendió durante varios minutos. Por último, la Banda de Música del Área Naval Atlántica entonó las marchas de la Infantería de Marina y de la Armada Argentina.

Una vez finalizada la ceremonia y bajo una intensa lluvia, el Comodoro Attis agradeció la presencia de los familiares del Capitán Giachino, destacando la participación de los comandantes de la Infantería de Marina y de la Agrupación Comandos Anfibios, quienes llegaron desde Puerto Belgrano. El Contralmirante Dobler hizo lo propio, expresando sus sentimientos enaltecidos por habérsele permitido presidir tan sentida ceremonia.

Obtenido de gacetamarinera.com.ar

Ver nota original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *