Pesquera china internacional multada allí por baja declaración de capturas, y la incógnita entre control y expansión

Una multa federal para una importante empresa pesquera es una prueba más de que China está incrementando el control de su enorme flota pesquera de aguas distantes. China ha enfrentado presiones internacionales durante el último año luego de que varios de sus barcos fueron capturados pescando ilegalmente, incluidos incidentes de alto perfil en Argentina y Ecuador.

Un tribunal en el sur de China ha multado a “Dalian Zhang Hai Distant Water Fishing Co” por la declaración insuficiente de sus capturas internacionales, en un caso que ofrece una rara visión de la descarga de capturas en uno de los principales puertos pesqueros de China.

Dalian Zhang Hai Distant Water Fishing Co., que se basa en la isla de Zhangzidao cerca de la ciudad de Dalian, en la provincia de Liaoning, la misma zona que la firma pesquera líder Zoneco, debe pagar una multa de CNY 37,000 (USD 5,371, EUR 4,824) por no declarar las capturas de pez cisne, calamar y sepia después de un reciente desembarco en el puerto de Mawei en el sur de China. Zhang Hai ahora tiene dos semanas para pagar la multa o arriesgarse a que incauten sus buques.

Ubicada en las afueras de la ciudad de Fuzhou, Mawai es el puerto de origen de muchas empresas pesqueras chinas que operan en la costa africana. El puerto de Mawei es sumamente importante para la flota de aguas distantes de China, ya que es uno de los tres puertos que el gobierno nacional de China permite procesar capturas internacionales.

La cobertura de alto perfil que el caso recibió de los medios de comunicación en el sur de China sugiere que el gobierno chino desea enviar un mensaje con el fallo. La evidencia anecdótica a lo largo de los años sugiere que muchas embarcaciones chinas tienen capturas poco reportadas para evitar impuestos, una tradición que el gobierno aparentemente está tratando de frenar.

En un caso de hace un tiempo, se decretó una multa poco después de que el gobierno chino revisara una ley clave sobre la pesca en aguas distantes a principios de este mes, y luego de que introdujera un nuevo sistema de rastreo para todos los calamares que ingresan a sus puertos. El gobierno ha requerido que las compañías pesqueras muestren certificados de origen para todos los calamares desembarcados que demuestren que fue capturado legalmente, según un documento emitido por el Ministerio de Agricultura de China.

El sistema de rastreo puede ayudar a China a suscribirse a los acuerdos internacionales, respecto de los Estados del puerto rector, que requieren que China informe los datos sobre la procedencia de las capturas en el extranjero, y prohibir el acceso a embarcaciones culpables o sospechosas de actividad ilegal (pesca INDNR).

Al anunciar esta acción, el Ministerio hizo referencia a la necesidad de «mantener operaciones responsables» como la nación líder de pesca de calamar en el Atlántico sudoccidental y el Pacífico sudoriental. China ha enfrentado presiones internacionales durante el último año luego de que varios de sus barcos fueron capturados pescando ilegalmente, incluidos incidentes de alto perfil en Argentina y Ecuador.

Sin embargo, China parece estar adoptando un enfoque mixto con respecto a su regulación de la pesca, por un lado, mostrando una mayor disposición a tomar medidas enérgicas contra los operadores sin escrúpulos, y al mismo tiempo alienta la inversión y el crecimiento en su sector pesquero.

El gobierno regional alrededor de China ha tratado de construir flotas locales y centros de procesamiento, incluso cuando el gobierno central de China también se ha unido a la búsqueda de un acuerdo con la OMC este año para limitar los subsidios al combustible que permiten que las empresas pesqueras de aguas distantes que no son rentables sigan operando. A pesar de que China se compromete a lograr un acuerdo en la OMC, para limitar los subsidios a la flota de aguas distantes, también ha alentado a las empresas pesqueras chinas a establecer bases internacionales, muchas de ellas puertos en África occidental donde los barcos están registrados localmente.

Entre las mayores empresas chinas de pesca de calamar que operan en África se encuentra Penglai Jinglu Fishery Co Ltd, una de las principales empresas pesqueras estatales de China, que tiene operaciones extensivas en América Latina, pesca de calamar y atún. Otro jugador del estado es CNFC Overseas Fisheries, el brazo listado de la estatal China National Fisheries Corp (CNFC), que recientemente se sumó a su flota con la adquisición de Zhejiang Feng Hui Distant Water Fishing Co. Y los bancos de China se han instalado detrás de un importante centro de comercio pesquero que quiere ser un fijador mundial de precios para el calamar. Zhoushan International Distant Water Base ha asegurado CNY 600 millones (USD 8,7 millones, EUR 7,8 millones) en una línea de crédito del Ocean and Agricultural Commerce Bank, un prestamista local de propiedad de la ciudad y el gobierno regional.

A medida que la demanda china de productos del mar continúe creciendo, las iniciativas gubernamentales que promueven un mayor control de su flota, se enfrentarán cada vez más a los esfuerzos de China para continuar expandiendo su enorme flota internacional.

Obtenido de nuestromar.org

Ver nota original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *