Shell y Qatar Petroleum realizarán exploración offshore en el Mar Argentino

El Gobierno otorgó este jueves los permisos para realizar exploración offshore a Shell y Qatar Petroleum (QP), las dos empresas que ganaron el concurso público internacional en mayo pasado para realizar tareas de búsqueda de hidrocarburos costa afuera.

A través de dos resoluciones, la Secretaría de Gobierno de Energía les asignó los bloques denominados CAN_107 y CAN_109. Se trata de dos áreas de explotación de frontera, que se encuentran en el borde de la plataforma continental, de 8341 y 7860 kilómetros cuadrados respectivamente, y se extienden en zonas de aguas someras y profundas desde los 200 a los 2500 metros de profundidad.

En la Argentina, vale recordar, no hubo en los últimos 20 años inversiones petroleras importantes en las cuencas de la plataforma continental, argumentaron desde la Secretaría de Energía.

Los permisos, que tendrán una duración de 8 años (divididos en dos períodos de cuatro), podrán prorrogarse por otros cinco «en caso que los permisionarios de exploración hubieran cumplido con la inversión y con las restantes obligaciones a su cargo», según se desprende del texto de la resolución.

Durante el primer período de exploración las empresas deberán realizar 11.825 unidades de trabajo comprometidas en su oferta en el área CAN_109; y 1698 en el área CAN_107. Además tendrán el derecho de obtener una concesión de explotación de los hidrocarburos que descubran dentro del perímetro establecido, y los titulares de la concesión tendrán la libre disponibilidad de los hidrocarburos producidos en esa área.
Áreas para explorar

La Argentina tiene más de 6.000.000 de kilómetros cuadrados dentro de su plataforma submarina, después de que, en 2017, un comité científico de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobara el reclamo argentino de ampliación en 1,8 millones km2 a los 4,2 millones km2 entonces existentes.

Esto significa que los poco más de 200.000 km2 que se licitaron para explorar eran algo más del 3% del total de la plataforma marítima. La información sísmica previa, que suscitó el interés de las petroleras, fue trabajada por las empresas Searcher Seismic, de Australia, y Spectrum, del Reino Unido.

Las tres cuencas en cuestión están en pleno Océano Atlántico. La Cuenca Argentina Norte se ubica frente a las costas de la provincia de Buenos Aires (se extiende hasta el Límite Lateral Marítimo entre la Argentina y el Uruguay) y Río Negro, en buena parte, dentro de la Zona Económica Exclusiva, y otro par dentro del Límite de la Plataforma Continental. Se tratarán de operaciones en aguas ultra profundas, ya que las profundidades serán de hasta 4000 metros.

En la Cuenca Austral, ya hay actividades off shore, principalmente, encabezadas por la francesa Total (con su subsidiaria Total Austral y asociada a la alemana Wintershall DEA), con proyectos como el de Vega Pléyade y Carina-Fénix. Allí, habrá operaciones en aguas someras, ya que las profundidades no alcanzan los 100 metros.

La Cuenca Malvinas Oeste, en tanto, se extiende entre los 100 a 400 kilómetros mar adentro, con profundidades de hasta 600 metros (aguas profundas).

En la actualidad, las actividades petroleras off shore en la Argentina suman casi 23 millones de metros cúbicos por día (MMm3/d) de gas natural, algo más del 17% de la producción nacional y unos 10.500 barriles de petróleo por día (bpd), apenas el 2% de la extracción total de crudo en el país. (CRONISTA)

Nota Original: www.nuestromar.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *