Desidia de empresa marplatense por buque hundido en Rawson

Se trata de la firma Pennisi, Bonaccorso y Malvica S.R.L. que es propietaria del barco Sagrado Corazón que naufragó en 2016 en la desembocadura del río Chubut. Dilata la remoción del pesquero a pesar de las intimaciones.

Ya transcurrieron más de tres años desde que se produjo el incidente que terminó con el varamiento primero y hundimiento posterior del buque pesquero Sagrado Corazón en la desembocadura del río Chubut, al oeste de los muelles pesqueros de Puerto Rawson.

Desde el Gobierno provincial y la Municipalidad capitalina se efectuaron diversas gestiones tendientes a que la armadora y la firma propietaria del barco se allanaran a presentar lo que se denomina un plan de salvamento, que implique la remoción del casco de la embarcación, que dificulta la navegabilidad en la zona de astilleros.

El Sagrado Corazón ingresó, el día del siniestro, sin autorización al puerto y en una mala maniobra, con marea bajante y sin percatarse del calado del río se produjo un varamiento, del que no pudo ser liberado, y tras escorarse acaeció el hundimiento.

El pesquero en cuestión estaba arrendado en aquel momento, y ni los armadores, ni los dueños de fresquero de altura se hicieron cargo de la situación.

En marzo de este año, la empresa marplatense Pennisi, Bonaccorso y Malvica SRL respondió a la intimación la Prefectura Naval Argentina para retirar el buque, hundido en 2016, pero pidieron más plazo para presentar y ejecutar un plan de salvamento. En ese momento, solicitaron que le prorroguen el plazo hasta junio aduciendo insolvencia económica para costear el operativo.

El BP Sagrado Corazón (MN 01900) se encuentra hundido en la posición geográfica LS 43º 20,234′ y LW 65º 03,815′, desde el día 20 de agosto de 2016.

En este marco, el secretario de Pesca del Chubut, Adrián Awstin, reclamó a la autoridad marítima que no le den más prórrogas y vuelva a intimar a la empresa en cuestión. “Si bien no tenemos injerencia directa, estamos llevando adelante importantes gestiones para lograr la remoción del barco”, dijo Awstin al mencionar que “la idea siempre fue encontrar una rápida solución a este tema, que si bien no trae consecuencias sobre las operatorias habituales de las flotas amarilla y artesanal que utilizan las instalaciones portuarias de Rawson, su prolongada presencia trae aparejada consecuencias sobre el turismo”, explicó.

El funcionario sostiene que “tener un casco abandonado justo en las inmediaciones del puerto, afecta la navegabilidad de los barcos pesqueros que se dirigen a los astilleros e implica un peligro para todos los deportistas que desarrollan actividades náuticas en el lugar”, sugirió al tiempo de alertar que “no se puede dejar de lado las posibles consecuencias ambientales que puede traer para la zona”.

“Instamos a Prefectura Naval Argentina, a que no vuelva a otorgar prórrogas a la empresa Pennisi, Bonaccorso y Malvica con el fin de que podamos concretar en lo inmediato el proceso de salvataje”, añadió.

En tanto, según se publicó en el Boletín Oficial Nacional, la compañía realizó reunión de socios el 29 de agosto de 2019 y “designó Gerencia por el plazo de 3 ejercicios a Salvador Alejandro Pennisi, como Gerente en reemplazo de Santiago Pennisi, quien cesa por fallecimiento, de modo que la Gerencia quedo compuesta por Salvador Alejandro Pennisi como Gerente único, quien acepto su cargo y constituyó domicilio especial en Patagones 2447 de la Ciudad de Buenos Aires”, reza el edicto.

Nota Original: www.revistapuerto.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *