Acuerdo por el reajuste entre CaIPA y SOIP

Después de muchas reuniones que terminaron en cuartos intermedios, ayer representantes de CaIPA y el SOIP sellaron el acuerdo por el reajuste paritario de 2019 con un incremento del 17% escalonado en tres cuotas, todo no remunerativo, y que absorbe el bono de 5 mil pesos que dispuso el gobierno nacional el mes pasado.

A instancias del Delegado del área de Trabajo de la Nación, rubricaron el acta Fernando Rivera y Cristina Ledesma El acuerdo alcanzará al personal efectivo bajo convenio 161/75 y el anexo Pyme, y se abonará de la siguiente manera: un 5% retroactivo a septiembre, un 5% a octubre y un 7% en noviembre, para las escalas salariales vigentes al 28 de febrero de 2019.

“Los porcentajes de septiembre y octubre tendrán un piso de 2500 pesos y convinimos a volvernos a sentar en diciembre”, aclaró la Secretaria General del SOIP. De esta forma se absorbe el bono que el gobierno impulsó luego de las elecciones primarias. Más allá de los dichos de Ledesma, en el acta firmada, a la cual tuvo acceso REVISTA PUERTO, no figura dicho compromiso de la patronal.

El acuerdo estaba sellado desde principios de semana luego que desde la patronal aceptaran que la cuota de noviembre sumara 2 puntos más a la oferta que habían presentado al gremio en la reunión del viernes pasado y que había sido rechaza el lunes.

En CaIPA demoraron lo más que pudieron el acuerdo porque especulaban con que al poco tiempo de asumir Alberto Fernández, impulsara un aumento generalizado para todos los trabajadores registrados, a cuenta de la paritaria 2020.

Las protestas ruidosas que impulsó el gremio en la sede de CaIPA, con el respaldo de los Delegados, y que colmó la paciencia a más de un industrial, también contribuyó a sellar el acuerdo que lleva al 44% la actualización para 2019. De ese total, solo el 15% fue remunerativo. El resto se incorporará en marzo de 2020.

El mejor desempeño de la flota sobre merluza que se refleja en la estadística oficial y las descargas en el puerto Mar del Plata no se trasladan simétricamente al nivel de actividad de los obreros ligados a su procesamiento. Según lo dicho por la propia dirigente, desde que comenzó el año reparten entre 600 y 650 bolsones con alimentos no perecederos por mes en la sede sindical para ayudar a trabajadores a sobrevivir mientras crecen las descargas de pescado congelado.

Ahora al SOIP le queda cerrar la cláusula de revisión que firmó con la cámara conservera, con la que ya acordó un 34% en dos cuotas que se terminaron de completar en julio pasado. La próxima reunión es el lunes.

Ver nota original: www.revistapuerto.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *