Armadores costeros, el Inidep y la Fundación Vida Silvestre firmaron acuerdo de cooperación

El tantas veces mencionado enfoque ecosistémico para el manejo de pesquerías, concepto que supone la participación de diferentes actores en el proceso, impulsó la firma de un convenio marco de cooperación direccionado al variado costero.

En la tarde este viernes, representantes de la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera, el Inidep y la Fundación Vida Silvestre rubricaron el texto y presentaron ante los medios la Red Barcos, un grupo de trabajo multidisciplinario.

Del acto participaron el presidente y vice de la Asociación, Enrique Di Costanzo y Juan Greco; la directora nacional de Investigaciones en el instituto, Claudia Carozza; y el responsable del Programa Marino en la entidad ecologista, Guillermo Cañete.

Tras expresar satisfacción por el acuerdo y recordar años de trabajo previo, Carozza subrayó: “El objetivo es lograr un manejo más consensuado y colaborativo de las especies que componen el variado costero. Por características esta pesquería es compleja”.

Asimismo, expuso que la iniciativa es un puntapié inicial y que está abierta a otros interesados de Mar del Plata y el resto de la costa bonaerense, donde especies como raya, corvina, pescadilla, gatuzo, lenguado y pez palo, entre otras tantas, representan una fuente clave de trabajo.

“Es importante el convenio porque estamos trabajando para integrar la mirada de los pescadores en la investigación. Creo que este convenio lo que hace es reconocer el aporte de nuestra gente, que está en el mar el 90 por ciento de los días del año”, evaluó Greco.

Por su parte, Cañete destacó la novedad que representa en la actividad la generación de estos espacios de encuentro: “Queremos dar lugar al diálogo y la generación de confianza. Buscar soluciones y resolver las tensiones. Incluso, aspiramos a que sea un modelo a replicar en otras pesquerías”, dijo.

Embarque de Observadores

El embarque de observadores en la flota costera es una asignatura pendiente que las partes arrastran desde hace años y que ahora esperan resolver con la idea de apuntalar la información científica disponible para la toma de decisiones.

“Es una tarea del equipo ver cómo lo podemos instrumentar para que se haga efectivo. La semana pasada estuvimos miembros de las tres instituciones en la Subsecretaría de Pesca y Prefectura, tratando de atender a las particularidades que tienen los barcos costeros”, apuntó Greco.

La falta de espacio en el segmento más chico es una de las complicaciones que tiene el proyecto; la seguridad, el otro. Además, los armadores pretenden que quede definido con claridad el rol que tendrá el representante del Inidep a bordo.

“Nosotros venimos reclamando el embarque de observadores. Tuvimos muchas idas y vueltas. Era el obstáculo mayor que teníamos, pero hemos avanzado. Consensuamos un mecanismo que tendrá que avalar la Subsecretaría de Pesca para que finalmente se concrete”, reveló Carozza.

Ver nota original: www.pescare.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *