Cómo evalúa FAO el mercado del langostino

Los datos ratifican que las importaciones de Estados Unidos y Europa se contrajeron en la primera parte del año; pero se avizora una recuperación de la mano de China.

La Organización Mundial de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) delineó un nuevo trabajo sobre el comercio mundial, donde refleja el comportamiento de los mercados frente a diversas especies, entre ellas, el langostino.

La entidad ratifica allí la baja que sufrieron las importaciones del marisco en Estados Unidos y Europa durante la primera parte del año. Sin embargo, al mismo tiempo observa cierto nivel de recuperación a partir de la demanda que resurge de China y Oriente en general.

“A pesar de una baja en los precios, que comenzaron a registrarse en 2018, las importaciones tanto de Estados Unidos como de Europa disminuyeron durante el primer trimestre de 2019 en comparación con el mismo período del año pasado”, expone el informe de Globefish.

En ese sentido, menciona como causal los mercados saturados de camarones y los stocks disponibles sin vender a lo largo de la cadena de distribución. Se trata de partidas que también alimentó el langostino argentino ya desde el inicio de 2019 y donde también confluyen productos de la acuicultura.

En el cuadro, elaborado por la FAO con datos del primer trimestre 2019, nuestro país figura como el séptimo exportador en importancia a escala global detrás de India, Ecuador, Vietnam, Indonesia, China y Tailandia, aunque con una caída interanual del 2,9 por ciento.

Exportaciones e importaciones de camarones en miles de toneladas. Primer trimestre de 2019. Fuente del gráfico: FAO / Globefish.

La recuperación de China

“Los importadores europeos aprovecharon las condiciones favorables y se abastecieron (…) Es probable que haya más caídas de precios si continúan las buenas capturas en aguas nacionales”, pone de manifiesto el análisis, aunque hoy asoma el factor China.

Según FAO, las fuertes importaciones de China y la buena demanda de los consumidores en otros mercados de Asia oriental mantuvieron estable el comercio de la especie. Una muestra tuvieron recientemente las firmas locales que participaron de la World Seafood Shangai.

Desde las pesqueras advirtieron cierta recuperación de la demanda y un rebote de precios en los países asiáticos, particularmente China, destino clave para el red shrimp, natural y salvaje.

“Es probable que el consumo de camarones aumente en los meses de verano en el hemisferio norte (entre enero y febrero se festeja el año nuevo chino) y en Japón (donde también tienen lugar distintas festividades)”, apunta la evaluación.

Nota Original: www.pescare.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + 11 =