“LA COMPETENCIA PARA LOS PESCADORES GALLEGOS Y LOS ARGENTINOS ES CHINA”

“Nos da más resultados la forma de trabajar de las firmas españolas que el de las nuestras”, dice el Secretario General de Capitanes de Pesca en una entrevista publicada hoy por el diario español Faro de Vigo.

El secretario general de la Asociación Argentina de Capitanes, Pilotos y Patrones de Pesca se convirtió en una voz incómoda para muchos en su país, donde defiende al sector pesquero a capa y espada y, en especial, a la prosperidad que trajeron las firmas gallegas.

 

Periodista –¿Cómo ven en Argentina las últimas adquisiciones de sus pesqueras?

Jorge Frías –A través de los años hemos aprendido a entender a las empresas gallegas que se tuvieron que adaptar a los vaivenes de la política argentina a través de los años. A nosotros nos da más resultados como trabajadores la forma de trabajar de las firmas gallegas que de las argentinas. Las nuestras se empezaron a formar desde abajo y por idiosincrasia vienen desde mucho más atrás que la tecnología, los sistemas nuevos… Nos interesa que se solucionen problemas graves de la pesca argentina, como es el pago de salarios en negro, que genera una competitividad desigual con el gallego, que paga en blanco, mientras el argentino llega al 50% en negro. Nosotros ya lo denunciamos una y otra vez.

 

P –¿Cree que estas diferencias entre empresas argentinas y gallegas se deben a la tradición pesquera?

JF –Obvio. El que no quiera ver que las empresas españolas están por delante de muchas otras y particularmente de las argentinas, es porque no quiere aceptar la realidad. Es una cuestión de que se fueron desarrollando de acuerdo a sus necesidades inmediatas: compro un barco, me quedo ahí… Postergaron el desarrollo de la industria pesquera. Eso al menos hasta que llegó el boom del langostino.

 

P –Si las negociaciones llegasen a buen puerto entre Iberconsa y Pesquera Santa Cruz, la empresa de Vigo sería la que más flota tiene en Argentina. ¿Cómo se ve eso allí?

JF –Argentina vive de espaldas a la pesca, no saben qué pasa. Pero el sector está más cómodo con que el empresariado español siga teniendo actividad en los puertos argentinos porque hasta hoy han demostrado que son los que quieren hacer las cosas bien. Seguro que habrá cosas que mejorar. Otro caso son los chinos.

 

P –¿Qué pasa con ellos?

JF –Que no sabemos qué puede pasar cuando los capitales chinos desembarquen en la pesca argentina.

Con ellos no hay diálogo directo y hay incertidumbre. Si ellos van a respetar tal y como están las reglas del juego, si van a cambiar cosas…

 

P –Y mientras en Uruguay empresas chinas instalarán sus bases…

JF –Nosotros tenemos una hermandad con el gremio de Uruguay y nos cuentan detalles con los que vemos que las políticas son distintas. Ellos facilitan la base a pesqueros extranjeros, también a españoles, y hay una diferencia amplia entre lo que quieren los dos países. Pero la competencia para los pescadores gallegos y argentinos es China.

 

P –¿Habría posibilidad de que lo que se pretende montar allí se haga en Argentina?

JF –No creo, salvo que haya un tipo de acuerdo político que fuera muy grande. Pero es diferente, sin menospreciar a nadie, son países diferentes, es una cuestión de proporciones, y buscan soluciones más prácticas.

 

P –Por otro lado, se dice que el astillero Armón busca un emplazamiento allí. ¿Podrá revitalizar allí el sector naval?

JF –Pienso que va a haber un enfrentamiento sociopolítico importante.

Lo astilleros argentinos sostienen que el oceanográfico Víctor Angelescu que hace Armón en Vigo podrían hacerlo ellos, aunque reconocen que tendrían que diseñarlo y desarrollarlo tardando un tiempo mayor. No hablamos de coste, porque no se tiene ni idea de momento. Pero, si los astilleros argentinos dicen que no pueden desarrollarse por una cuestión impositiva, ¿de qué forma va a desarrollarse Armón en Argentina? La política económica allá es una sola, si va a haber consideración por ser extranjera, va a haber conflictividad.

 

P –¿Qué va a pasar con los reembolsos [las ayudas para exportar desde los puertos del sur del país, más alejados]? ¿Se van a eliminar?

JF –Hay una discusión política que se alarga en el tiempo y creemos que la reglas de juego tiene que ser iguales. Cuando el empresariado argentino reclama eso nosotros estamos de acuerdo, pero entonces pedimos que dejen de pagar en negro y lo hagan en blanco como las gallegas, porque ahí también hay una desigualdad. Es injusto y hay que decirlo. ¿Cuál va a ser la decisión final? Por el momento se dilata.

 

“El descarte cero es positivo por todos lados”

 

P –La última vez que FARO le entrevistó profundizó en acabar con los descartes. A su vuelta a Argentina hizo un documental sobre esa situación. ¿En qué punto está ahora?

 

JF –Creemos que es una ola y como tal hay que dejarla que vaya según curso. Estamos convencidos de que es algo que tarde o temprano va a ser útil para todos. Cuando comparto este tema con españoles vemos que pasaron por algo parecido a lo que nos va a pasar: después de desperdiciarlo todo, empezar a valorar lo que cuesta tener. Las cosas que se hicieron mal no beneficiaron a nadie.

 

P –Es curioso que esta iniciativa de acabar con los descartes parta del sector.

JF –Tiene su explicación. A nosotros, los marinos, nos supone el mismo trabajo traer una especie que otra. Sería ideal que todo lo que entre en la red y sea alimento se pueda traer. Entendemos que el costo de las mareas sería menor, porque volveríamos antes, y sería más beneficioso porque se podrán hacer más viajes de acuerdo a la cuota que tienen. El descarte cero es positivo por todos lados.

 

P –¿Cuál es el problema entonces?

JF –Que el Estado es el que tiene que procesar ese producto que no es de atracción para el sector privado. Hay que sentarse y echar números. Los empresarios piden beneficios, como en el caso del combustible, tenerlo más barato, o bajar la carga impositiva. Pero, ¿a cambio de qué? Pues a cambio de traer todo aquello que alimente.

 

FUENTE: ASOCIACIÓN ARGENTINA DE CAPITANES, PILOTOS Y PATRONES DE PESCA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 3 =