LOS PECES DEL RÍO DE LA PLATA CONTIENEN PLÁSTICO

Científicos platenses detectaron que varias especies albergan en el tubo digestivo diminutas partículas de material sintético que podrían afectar su calidad para el  humano.

Según un  realizado en zonas costeras del Río de la , científicos platenses (UNLP y CONICET) detectaron que especies como surubíes, sábalos, patíes, pejerreyes y carpas albergan en el tubo digestivo diminutas partículas de material sintético que eventualmente podrían afectar su calidad para el consumo humano. El  –publicado en la revista “Marine Pollution Bulletin”– confirma, además, la relación que existe entre la cantidad de microplásticos presentes en los peces y la proximidad a una fuente de descarga cloacal, en este caso, la de Berisso.

“Los microplásticos tienen un tamaño menor a 5 mm y, en el caso de esta investigación, la mayor parte son fibras sintéticas provenientes del lavado de ropa y de productos de higiene personal, como pañales y toallas higiénicas”, detalló la bióloga Rocío Pazos, becaria doctoral del CONICET en el  de Limnología, Dr. Raúl A. Ringuelet a Foro Ambiental. Aunque los responsables de la investigación estiman poco probable que los microplásticos hallados tengan un efecto tóxico directo sobre los consumidores, dado que aparecen en el tubo digestivo de los peces, el cual usualmente se extrae antes de prepararlos, Pazos subrayó que “la literatura, sin embargo, documenta que pueden absorber contaminantes orgánicos, por lo que podrían funcionar como  para el ingreso de esas sustancias a los peces”.

En una línea similar, un informe del Centro de Estudios Avanzados de Blanes (Girona, España) también alertó que los microplásticos– que al entrar en los organismos de los peces, son capaces de crearles heridas y laceraciones– pueden tener efectos contaminantes impredecibles, debido a los compuestos químicos que se usan para aplicar color y flexibilidad al material durante el proceso de elaboración. El último reporte del Foro Económico Mundial sobre «La nueva economía del plástico», que fue tomado como referencia por la ONU, reveló que en la actualidad hay más de 150 millones de toneladas de plástico en las aguas oceánicas. De seguir acumulándose como hasta ahora, el trabajo «prevé que en 2025 contendrán una tonelada de plástico por cada tres toneladas de peces, y que para 2050 presentarán más plástico que peces (medidos en peso)».

“Es necesario realizar un mejor tratamiento de los residuos urbanos tanto líquidos como sólidos, que impidan o disminuyan el ingreso de este contaminante”, puntualizó Pazos. La especialista del Conicet –que participó del trabajo junto a Nora Gómez, Tomás Maiztegui, Darío Colautti y Ariel Paracampo–, también destacó la importancia de promover el adecuado reciclado de aquellos productos que desprendan este material. De acuerdo a una investigación de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Palermo, por el momento en Argentina se recupera nada más que el 20% de los residuos reciclables. El resto se incinera, se vuelca en vertederos o directamente se tira en el agua.

FUENTE: VISIÓN MARÍTIMA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 18 =