Apareció una ballena en el Río Paraná y murió encallada a la altura de Escobar

El pasado domingo cerca de las 16.30 el cetáceo había sorprendido a las autoridades al aparecer en las aguas del Río Paraná, por lo que personal de Prefectura junto con especialistas de la Fundación Temaikén intentaron dirigirla hacia mar abierto, ya que afirmaban que había perdido su rumbo.

Su muerte se debió a la falta de capacidad para tolerar el agua dulce, ya que las ballenas son animales que viven en el mar, que es agua salada. Creen que se desorientó y se desvió del mar, por lo que terminó en el río. Estiman que su desorientación pudo deberse a alguna enfermedad previa.

Sin embargo, los intentos no surtieron efecto, ya que el animal no logró salir de ese curso de agua y terminó falleciendo en cercanía del Puerto Regasificador de Escobar.

Ante la muerte de la ballena, los especialistas tomaron muestras de tejidos del cetáceo para que se realicen estudios en la Universidad de Buenos Aires y en la Fundación CETHUS, una organización que realiza trabajos de investigación y conservación de este tipo de animales.

En tanto, este fin de semana las ballenas fueron noticia en la Argentina porque, como es habitual para estas épocas, llegaron a la Península Valdés. A diferencia de otros años, lo hicieron un poco antes, y en mayor número que el habitual.

Obtenido de nuestromar.org

Ver nota original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + uno =