El ministro Basterra pasó por Mar del Plata, pero se mantuvo distante de la problemática pesquera

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, pasó este jueves por Mar del Plata. El funcionario llegó hasta la sede del Inidep para poner en funciones al director del instituto, Oscar Padin.

El funcionario estuvo acompañado por el subsecretario de Pesca de la Nación, Carlos Liberman; la subsecretaria de Agricultura, Ganadería y Pesca de la provincia de Buenos Aires, Carla Seain; y el intendente, Guillermo Montenegro.

Más allá de destacar la figura de Padin como un profesional comprometido, de larga carrera en lo que respecta a la preservación y estudio de los recursos, Basterra señaló que el Inidep opera como “la garantía de ese resguardo” a partir de la investigación científica.

En ese sentido, expuso que las riquezas del mar son un elemento sustancial para la seguridad alimentaria en la Argentina: “Estudiarlas permitirá poner de pie a nuestro país en una actividad económica que es de alta demanda en el mundo”, dijo.

Basterra en el puente del «Angelescu».

Sin embargo, el ministro tomó distancia de la problemática que atraviesa la industria pesquera. De acuerdo a lo que pudo saber el medio Pescare, su agenda de trabajo en la ciudad estuvo limitada al instituto e incluyo una visita al buque de investigación “Víctor Angelescu”.

“Salvo alguna charla cortita con algún representante de la actividad, no hubo encuentros particulares”, marcó una de las fuentes empresarias consultadas. “Sólo hubo discursos de ocasión, no había programada, ni hubo reunión con nosotros”, añadió otra.

Temas que inquietan al sector

En sus casi dos meses de gestión, Basterra mantuvo encuentros con miembros de la cadena frutihortícola, de la cadena porcina y de la Federación Agraria. Su llegada al principal puerto pesquero del país podría haber replicado la experiencia con la pesca, pero no ocurrió.

Hasta aquí, los temas vinculados a la actividad tuvieron al subsecretario de Pesca, Carlos Liberman, como el principal interlocutor del Gobierno. Claro que las respuestas que demandan armadores e industriales exceden su función, abarcan otras áreas.

Por caso, la necesidad de rever el aumento de retenciones a las exportaciones está más en manos del ministro de Economía, Martín Guzmán, y del propio presidente, Alberto Fernández, por ahora ocupados en las dificultades macroeconómicas y de deuda que enfrenta el país.

Los derechos de exportación llevados al 9 por ciento en diciembre pasado no conforman la única amenaza a la rentabilidad. Hay preocupación en la industria pesquera por la fuerte presión tributaria en general, la estructura de costos, la baja en los precios de venta y el sucesivo cierre de plantas de procesamiento en tierra, entre otros temas.

Ver nota original: www.pescare.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − seis =