El traspaso del puerto a la Ciudad de Buenos Aires: vieja deuda política que cambiaría contenedores por cruceros

Las empresas concesionarias de la zona portuaria que operan en la Ciudad aseguran que, en medio de la negociación entre la Nación y el distrito porteño por el reparto de fondos, está sobre la mesa un plan para mudar las operaciones de logística y contenedores. Según las fuentes de las concesionarias del puerto, el proyecto de la Ciudad apunta a establecer la zona como entrada a la Capital Federal. El mismo incluye la explotación turística con cadenas de hoteles y locales gastronómicos.

Las empresas concesionarias de la zona portuaria aseguran que se negocia el cambio de jurisdicción entre la Nación y el gobierno porteño en medio de la discusión por los fondos de la coparticipación.Durante la gestión del ex presidente Mauricio Macri, el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta recibió un incremento de la coparticipación como compensación por el traspaso de la Policía Federal y su transformación en Policía de la Ciudad.

En ese momento, la Nación resignó recursos a favor de los porteños y subió a 3,75% las partidas para el distrito. Luego se redujeron a 3,5% y ahora Nación podría llevarlas a 2,5% o menos, incluso.

En ese contexto, las empresas concesionarias de la zona portuaria que operan en la Ciudad aseguran que, en medio de la negociación entre la Nación y el distrito porteño por el reparto de fondos, está sobre la mesa un plan para mudar las operaciones de logística y contenedores a puertos de la provincia de Buenos Aires.

De esta manera, afirmaron fuentes consultadas por este medio, se podría destinar la terminal portuaria de Retiro al uso exclusivo de cruceros con el objetivo de explotarla turísticamente.

Según fuentes de las concesionarias que prestan servicio logístico en la zona portuaria, hoy las terminales de cruceros conviven sin conflictos con los contenedores y el comercio exterior. En ese sentido, remarcaron que para compensar a la Ciudad por la baja de la coparticipación –que podría redondear una pérdida para el distrito de $36.000 millones– se podría buscar esta alternativa de perfil turístico.

“Hay un negocio, un proyecto inmobiliario para generar Puerto Madero 2. Sería destruir una capacidad logística para distribuirla en distintos puertos de la provincia de Buenos Aires que no tienen capacidad para recibir barcos por el bajo calado que tienen”, aseguran.

Las mismas fuentes señalaron que las concesionarias pagan alrededor de USD 47 millones anuales para explotar la terminal y que trasladar los contenedores a otros puertos sería “un desastre de logística” que implicaría mayores costos y pérdida de más de dos mil puestos de trabajo calificado en un contexto recesivo como el actual.

El traspaso del puerto a la Ciudad fue una de las asignaturas pendientes de la presidencia de Macri, aseguran fuentes del gobierno porteño. “Se va a dar en algún momento, tiene que ser así. Por cómo vienen las negociaciones con Nación, se va a dar”, aseguran.

En la estructura del gobierno nacional aún resta designar al interventor de la Administración General de Puerto (AGP), algo que demoraría un mes más aún, y desde el Ministerio de Trasporte, a cargo de Mario Meoni, aseguran que no hay nada que indique un traspaso en el corto plazo y confirman que se están revisando las licitaciones y las concesiones que vencen este año. En la Ciudad, en tanto, el área está a cargo del Ministerio de Gobierno, que conduce Bruno Screnci, más precisamente de la Subsecretaría de Asuntos Interjurisdiccionales.

Terminal Quinquela Martín

La terminal de cruceros “Quinquela Martín” está localizada en la intersección de Avenida Ramón Castillo y Avenida de los Inmigrantes, en el sur de la Ciudad de Buenos Aires. Actualmente cuenta con 12.786 metros cuadrados y posee la estructura edilicia para recibir confortablemente el flujo de 12.000 pasajeros por día, según señala el Ministerio de Transporte en su página web.

Según las fuentes de las concesionarias del puerto, el proyecto de la Ciudad apunta a establecer la zona como entrada a la Capital Federal. El mismo incluye la explotación turística con cadenas de hoteles y locales gastronómicos.

Ante la consulta de Infobae, el titular de la Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina (Fempinra), Roberto Coria, asegura que está al tanto de las versiones, pero que “el puerto tiene que ser federal y no municipal” al tiempo que advirtió que “si se tocan los puestos de trabajo, va a haber conflicto”.

El puerto tiene que ser federal y no municipal. Si se tocan los puestos de trabajo, va a haber conflicto. Coria sostuvo que habilitar el puerto solo para el uso de cruceros es un proyecto de licitación que se venía pensando durante la presidencia de Macri. “Nosotros queremos un proyecto de licitación distinto. Que se diseñe un puerto de aguas profundas.

Por eso le planteamos al ministro de Transporte (Mario) Meoni y al ministro de Trabajo (Claudio) Moroni que se realicen los nombramientos de las autoridades del puerto. Estamos esperando que designen al subsecretario de puertos y vías navegables y al administrador general de puertos”, detalló.

De todas formas, un proyecto de estas características debería pasar por la Legislatura teniendo en cuenta incluso el uso de terrenos sin explotar en esa zona y que podría administrar la Ciudad.

Ver nota original: www.nuestromar.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + cuatro =