Se realizó la entrega de espadas, medallas y jura de la Bandera en Mar del Plata

Hoy por la mañana se llevó a cabo la ceremonia en conmemoración del 199º aniversario del fallecimiento del creador de la bandera, Manuel Belgrano. Fue presidida por el Comandante del Área Naval Atlántica y Jefe de la Base Naval Mar del Plata, Comodoro de Marina Gabriel Eduardo Attis.

En la Plaza de Armas Submarino ARA “Santa Fe” y ante la totalidad del personal militar y civil formado, 24 suboficiales segundo recientemente ascendidos recibieron sus espadas; tres agentes civiles obtuvieron el reconocimiento a la constancia por cumplir 25 años de servicio ininterrumpido; y 16 marineros tropa voluntaria juraron lealtad a la bandera.

Luego de la incorporación de la bandera de guerra, la Banda de Música del Área Naval Atlántica entonó las estrofas del Himno Nacional Argentino, tras lo cual el Comandante del buque oceanográfico ARA “Puerto Deseado”, Capitán de Fragata Gustavo Adolfo Sánchez, pronunció palabras alusivas, en las que repasó los históricos eventos que tuvieron al General Manuel Belgrano como protagonista.

“Manuel Belgrano enarboló por primera vez la bandera nacional en la ciudad de Rosario el 27 de febrero de 1812, donde hoy se emplaza el Monumento a la Bandera. Para glorificar la bandera como corresponde, el 8 de junio de 1938, el Congreso sancionó una ley que fija como Día de la Bandera al 20 de junio, aniversario de la muerte de su creador”, explicó el Capitán de Fragata Sánchez.

Además, agregó: “Este día, tan caro a los sentimientos de nuestra Nación, ha sido escogido por la Armada Argentina para llevar a cabo tres actos de gran trascendencia institucional. Ellos son: la entrega de medallas al personal civil como ‘Reconocimiento a la Constancia’ por sus años de servicio; la entrega de espadas a los suboficiales recién ascendidos; y la jura de la bandera por los marineros recién incorporados”.

Dirigiéndose a los suboficiales superiores que recibirían sus espadas, expresó: “Esta espada es el símbolo del mando militar, en este acto tan cargado de solemnidad, la Armada reconoce sus cualidades y trayectoria, que los hacen merecedores de portarlas con orgullo. Empúñenlas con mano firme, respeto y honor”.

Luego, hizo lo propio refiriéndose a los marineros: “El juramento de fidelidad que prestarán afirma su compromiso con la Patria y los convierte en herederos de aquellos héroes que dieron su vida en defensa de nuestra nación. Sepan ustedes que han ingresado a una institución que se cimienta en altos valores morales, donde las riquezas materiales son reemplazadas por la vocación de servir y la satisfacción del deber cumplido. Este acto expresa su voluntad de entregar la vida por la Patria si fuera necesario, privilegio y deber que les pertenece, y es inherente a su condición de militares y marinos”.

El Capellán del Área Naval Atlántica realizó la bendición de las espadas, diplomas y medallas, que luego fueron entregadas a los agentes civiles y suboficiales recientemente ascendidos. A continuación, la bandera de guerra tomó posición frente a los marineros tropa voluntaria, quienes respondieron con un cerrado “¡Sí juro!” al requerimiento del Comandante del Área Naval Atlántica.

Luego de entonar las estrofas de la Marcha de la Armada Argentina, se retiró la bandera de guerra.

Obtenido de gacetamarinera.com.ar

Ver nota original

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − dos =